Estado a prueba de gobiernos

¿Puede un Estado protegerse a sí mismo? Sobre todo cuando es un ente compuesto de muchos individuos con diferentes intereses, debería.

Tradicionalmente los problemas del Estado siempre han venido de fuera. Pero el riesgo de que el problema venga de dentro y no se esté haciendo nada es mucho mayor. En mi opinión algo en lo que dependen tantos millones de personas debería tener un algoritmo que lo haga a prueba de fallos, y hacerlo de la manera más eficiente.

La ley presume de inocencia ante la falta de pruebas. Un sistema con aversión al riesgo debe presumir que si una opción puede ocurrir, ocurrirá. En muchos casos incluso hay pruebas de haber sucedido con anterioridad. Y es que el ser humano –perfecto en sí mismo– no está adaptado a las teorías de actuación que la lógica impone porque su naturaleza no evolucionó para eso, y a menudo los individuos miran por sus intereses o los de su grupo sin importar que sea moral, ético o lícito.

No creo que el problema sean los políticos corruptos. Por otro lado, creer en la incorruptibilidad de la gente como generalización es de la antigua cultura de dogmas religiosos, cuando hasta los propios religiosos han demostrado lo contrario.

Creo que el sistema debería estar preparado y a prueba de que:

  • Sus políticos estén sobornados, por intereses privados, públicos o internacionales
  • Recaudar más impuestos de los necesarios (punto a debatir)
  • Que el dinero público se emplee de manera eficiente y eficaz
  • Que las labores (contratadas o no) no se realicen adecuadamente
  • Que no se estén buscando soluciones reales a los problemas
  • Que planteamientos concretos políticos, religiosos o económicos sean erróneos
  • Que se puedan implementar mejoras a lo que ya se está haciendo (educación, sanidad, social…)

 

Desconozco si un gobierno tecnócrata sería buena opción. Aunque hiciera las cosas mejor técnicamente seguramente no tendría en visto bueno de la gente. Al menos sí deberíamos tener un algoritmo de control (de denuncia y reacción) porque como mínimo, entender que las personas somo racionalmente imperfectas, estamos llenas de sesgos, vaivenes emocionales y nos movemos por intereses, esto es algo que los griegos ya nos deberían haber dejado de herencia, así que llevamos 2500 años de retraso.

Relacionado:

El décimo hombre

 

Un comentario sobre “Estado a prueba de gobiernos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *