El décimo hombre

Es un concepto que leí en “El Cisne Negro” antes de verlo en la película “Guerra mundial Z”

Está relacionado con la prevención de riesgos. Su utilidad es prevenir el sesgo de confirmación, o estar ciego a otra opción diferente a la que se cree. También está relacionado con los sucesos raros de alto impacto (cisnes negros).

 

Ante los errores del pasado previniendo riesgos, en la película mencionada la comunidad judía de Jerusalem estableció un nuevo algoritmo de prevención:

«El décimo hombre. Si nueve de nosotros ante la misma información llegamos a la misma conclusión, el décimo hombre debe disentir. El décimo hombre tiene que indagar en el supuesto de que el resto se equivoca.»

El riesgo no es la probabilidad de que suceda algo, sino esa probabilidad unida a las consecuencias que puede tener. Por eso llevamos cinturones de seguridad, airbags y otras medidas de seguridad en los vehículos, porque la consecuencia de no tenerlas en ciertas situaciones podría ser mortal.

Lo cierto es que en muchos casos las probabilidades de que ocurra algo son muy difíciles de conocer, muchas veces porque no se tienen datos o nunca ha ocurrido. Podemos aplicar unas reglas para todo proceso tecnológico sometido a una evolución:

  1. ¿Qué llevó a que esto sucediera de esta forma y no de otra?
  2. ¿Cómo se comporta el modelo con ciertos estímulos artificiales?
  3. ¿Qué margen de acción tenemos para evitar el suceso indeseado?
  4. ¿Qué se necesita para producir un suceso de manera artificial?
  5. ¿Podemos indentificar una fuerza dominante en el suceso?
  6. ¿Podemos contrarrestarla?

A todos nos gusta que nos den la razón ante un nuevo proyecto, una decisión o una acción, y en nuestra cultura no se se valora una voz crítica, es más, a veces se arremete contra ella. Lo ideal es debatir razonadamente todas las posibilidades. Nunca se sabe si estás ante un Décimo Hombre.

i am here!

Buscando el vídeo anterior di con este otro que no deja de ser curioso:

 

2 comentarios sobre “El décimo hombre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *